Historia del Karate-Do

Funakoshi Gishin. Maestro que impulso el Karate-Do hacia las nuevas generaciones.
Funakoshi Gishin. Maestro que impulso el Karate-Do hacia las nuevas generaciones.

El origen del Karate-Do tiene profundas raíces esotéricas. La tradición indica que se origino hace unos cinco mil años en la India, de allí monjes budistas lo llevaron al Tibet, pasando a la China y de allí a Okinawa en donde tuvo su franco desarrollo.

 

Es lógico que haya tenido su mayor auge entre los monjes, ya que su filosofía nos les permitía llevar armas de ninguna naturaleza. En el año 1609, en Okinawa, el gobernador de la isla se vio obligado, dada la extrema belicosidad y las continuas discordias entre sus habitantes, el prohibir en forma sistemática el uso de cualquier arma o implemento que pudiera usarse para la agresión. Es en esta época en que el Karate-Do alcanza su máxima efectividad y comenzaron a reaparecer los maestros famosos.

 

Aproximadamente entre los años 1890y 1900, en la época del emperador Meiji, se enseño el Karate-Do por primera vez en dos escuelas de enseñanza media de Okinawa una de magisterio y otra de bachillerato. En esa época el Karate-Do dejo de ser u arte propio de los nobles apra ser conocido por los habitantes en general.

 

La introduccion del Karate-Do en el Japon, específicamente de el estilo Shotokan, dio impulso final a su desarrollo y difusión gracias al maestro "Funakoshi Gishin".

 

Los Japoneses con su característica capacidad de introducir nuevas ideas, lo han ido perfeccionando hasta llegar al Karate-Do Japones, tal como es hoy en día. Llegando así a popularizarse en el resto del mundo.